CAPAS SESEÑA, MAS DE UN SIGLO DE LUJOEXCLUSIVIDAD

La firma española de capas, que nació en 1901, es una de las primeras ecommerce de España con venta online desde 1998, experimentando nuevos mercados y abordando nuevos públicos desde entonces.

Más de un siglo de existencia ha permitido que vean la luz, junto a la capa clásica española, nuevos modelos acordes a los tiempos y a un público más exigente y conocedor del producto que apuesta por el lujo de la fabricación artesanal.

Su concept store, situada en el centro de Madrid, sigue manteniendo el estilo tradicional de los establecimientos más castizos de la capital, donde se confeccionan exclusivamente cada una de sus capas.  Una visita obligada para los madrileños y los viajeros de todo el mundo que buscan una pieza viva de su tradición con una larga y representativa historia.

 

Marcos Seseña, director de la Casa Seseña desde 2012 y cuarta generación de la misma, dio un giro profesional a su carrera dejando atrás sus trabajos en fundaciones sin ánimo de lucro para dar rienda suelta a su creatividad. “Quería darle un sentido a mi carrera, no quería que fuesen sólo números, sino que tuviesen un sentido”.

Formándose desde los 17 años en la empresa familiar y siempre en contacto con la administración de la firma, Seseña quiso desarrollar su creatividad e innovar con su propio estilo en esta casa con más de un siglo de antigüedad.

Entre los muchos períodos que la firma ha vivido, la notoriedad entre la sociedad madrileña, su primera línea exclusiva para mujeres (siendo una pieza de hombres) en los 60’ o su pionera apuesta por iniciarse en el mundo de las ventas online en los 90’ han hecho que Casa Seseña sea una empresa centenaria con éxito, sin dejar de ser fieles a sus valores originarios.

Marcos Seseña, señala que “hay que experimentar de diversas maneras los nuevos mercados y clientes, y la mejor manera es haciéndolo con colaboraciones que aborden nuevos públicos. Su primera colaboración en ese sentido fue con La Condesa y después llegaron nombres de diseñadores como Ulises Mérida.

Durante más de 100 años, las capas de Seseña han sido reconocibles por la Capa Clásica Española (capa negra con esclavina) y hoy en día aun siendo un icono reconocido tanto por gente moderna como gente clásica, los nuevos diseños, tejidos y colores propuestos por su nuevo director han creado el “Universo Seseña” para seguir siendo igualmente reconocibles.

 

Desde 1901 Capas Seseña no ha parado de vender capas al Mundo entero. Sus prendas han abrazado los hombros de personalidades como: Pablo Picasso, Ava Gadner, o Hilary Clinton. Más actualmente personalidades internacionales como Jeff Bezos, Carolina Herrera, Giancarlo Giammetti (Socio de Valentino), han pasado por la store de la Calle Cruz para elegir su capa.

 

 

Ahora nosotros somos los que tras el cristal de su llamativo escaparate nos adentramos para hablar con su director, Marcos Seseña.

Generación tras generación han mantenido la esencia de la marca, por ello nos preguntamos:

 

– ¿Comó tras 4 regencias y formas distintas de pensar han llegado a mantener la esencia de la marca?

 

Pues es sencillo, dando mucha libertad a las generaciones que han ido sucediéndose. No tratando de imponer asuntos accesorios. Simplemente adoptando las tendencias tanto de gestión como de imagen que cada periodo histórico ha ido demandando. Y, eso sí, una habilidad especial para transmitir de padres a hijos que lo importante era no renunciar a nuestras esencia:

  • Artesanía frente a moda rápida,
  • Calidad en acabados y materiales
  • Trato exquisito al cliente
  • Una política de personal de mucha calidad humana

 

 

Es inevitable no mezclarse con el negocio familiar, ya que corre por sus venas y se ha vuelto un patrimonio familiar por eso nos salta la curiosidad:

 

– ¿Cómo se plantean el adiestramiento de la 5ta generación?

 

Igual que el de la 2ª, 3ª y 4ª. Con total libertad. La quinta generación asumirá en el momento que quiera y de la forma que quiera el negocio, porque lo importante ya está transmitido. Los valores esenciales están ya incorporados en la persona. El adiestramiento (una palabra que me espanta, con perdón) se produce en el día a día, a través de conversaciones sobre la vida y las relaciones, asuntos que no tienen una relación directa aparente con el negocio, pero esenciales en la formación del ser humano.

 

El mundo de la moda evoluciona con el mismo ritmo con el que el mundo gira, y con ello los clientes se vuelven más exigentes y específicos en lo que desean:

 

– ¿Cómo gestiona Seseña estos nuevos cambios?

 

Siendo súper exigentes en el trato al cliente, en la escucha, en la atención, en el cumplir sus deseos. Tenemos una ventaja: no tenemos prisa, e intentamos adaptarnos a lo que nos piden. Aparte, nuestras colecciones ya entusiasman de por sí. Pero, insisto, Seseña siempre ha tenido clientes exigentes que buscaban la distinción y la exclusividad, así que, para nosotros, es más un “seguir cumpliendo los estándares” que una adaptación…

 

 

– ¿Buscan o piden algo diferencial los clientes?

 

Siempre, al traspasar la puerta de nuestra web o de nuestra tienda física, el cliente ya se sumerge en un universo donde uno cobra un protagonismo especial. La personalidad aflora y los sueños se hacen realidad. La prenda que vendemos, en todos sus estilos, ya otorga la diferencia que busca nuestro cliente. Aparte, hay “peticiones a la carta” que por supuesto intentamos satisfacer siempre.

 

 

Es una admiración primeramente el poder escribir sobre una firma que ha labrado su camino en ladrillos de éxitos y que a día de hoy con 118 años se mantiene en pie y sigue dando sólo un producto, lo cual los hace más especial ya que ninguna marca o firma se centra en una sola prenda como vosotros. Eso es algo que los diferencia de los demás, y por ello no podemos cerrar sin preguntarles:

 

– ¿Cómo se ve Seseña de aquí a 5 años?

 

5 años en la vida de Seseña es un suspiro. Por tanto, si te digo que me veo igual, no me equivocaría mucho. Esto es lo mismo que decir, que me veo siendo la única marca que diseña, confecciona y vende solo capas. Que está absolutamente al día y en línea con las tendencias de moda, de gestión, de comunicación y de arte. Siendo referencia mundial de una prenda tan icónica como la capa. Como una marca que desprende historia y tradición, pero al mismo tiempo vanguardia y cierta transgresión. Y qué seguirá absolutamente apostando por el trato exclusivo y lo artesanal frente a lo industrial. En este marco, las colaboraciones con diseñadores y con artistas se seguirán produciendo y muchos proyectos innovadores verán la luz.

 

En 2021 cumplimos 120 años. ¡Quedáis invitados!

Texto:

María Gómez.